La admisión de la familia Steiger en el Salón de la Fama de la AEM (asociación de fabricantes de maquinaria, por sus siglas en inglés) coincide con medio siglo de fabricación de tractores en Fargo

Case IH firma un acuerdo de agricultura digital con Farmers Edge
18 enero, 2019
Case IH presenta sus últimas innovaciones en SIMA
7 marzo, 2019

John, Maurice y Douglass Steiger, el padre y los hijos que fabricaron el primer tractor articulado de doble tracción hace más de 60 años, han sido admitidos en el Salón de la Fama de la AEM (asociación de fabricantes de maquinaria, por sus siglas en inglés), lo que supone el reconocimiento de esta organización norteamericana por su contribución al desarrollo de la agricultura productiva gracias a sus avances técnicos. Este reconocimiento coincide con el inicio de las celebraciones por el 50 aniversario del arranque de la fabricación de tractores Steiger en Fargo, Dakota del Norte, ciudad en que todavía hoy se siguen fabricando. La empresa entró a formar parte de Case IH en 1986 y, desde 1996, en Fargo se producen variantes del Quadtrac articulado de orugas junto a los modelos Steiger de ruedas.

El Salón de la Fama de la AEM se fundó en 2008 y desde entonces ha destacado a aquellos pioneros que han inventado, gestionado, fabricado y dirigido el sector de equipos todoterreno. Según la AEM, su propósito es lograr que el público conozca y valore más profundamente el papel del sector en el éxito del negocio en el mundo y su crecimiento continuo para el nivel de vida moderno. Los admitidos en el Salón de la Fama deben ser ejemplo de cinco principios rectores: innovación, aportaciones al sector, liderazgo, responsabilidad social/ciudadana corporativa y sostenibilidad.

Diseñados para impulsar la productividad agrícola

El primer tractor Steiger se fabricó durante el invierno de 1957-58, cuando John Steiger y sus hijos Maurice y Douglass decidieron mejorar la puntualidad de sus operaciones incrementando la velocidad de trabajo de las principales labores de su explotación en Thief River Falls, Minnesota. Aunque la mayoría de los tractores de alta gama del momento tenían tracción simple y alcanzaban menos de 100 CV, la familia Steiger se propuso crear una máquina capaz de multiplicar esa potencia —por dos o más factores—, incorporar componentes más robustos, una tracción doble con ruedas de igual tamaño y dirección articulada para una buena maniobrabilidad. El primer tractor Steiger, apodado «Barney» y pintado de un inconfundible color verde lima, alcanzaba una potencia de 238 CV.

Cuando los agricultores vecinos empezaron a observar la máquina en acción, le pidieron a la familia Steiger que les fabricara algo similar y, tras diseñar un modelo con 118 CV adicionales, se empezó a producir una serie completa de tractores de 150-300 CV en edificios agrícolas reconvertidos. En 1969, la inversión externa en el negocio permitió trasladar la actividad a una fábrica propiamente dicha en Fargo, donde se inició la producción de los famosos modelos Wildcat. Estas instalaciones pronto se quedaron pequeñas, por lo que en 1975 el trabajo empezó a realizarse en una nueva fábrica, también en Fargo, donde aún permanece.

Evolución constante

Desde que Steiger se convirtió en parte de Case IH en 1986, el legado de sus fundadores y los principios de los productos que crearon han seguido formando parte inherente del diseño de los tractores Steiger y Quadtrac de Case IH, lo que ha permitido que desde hace años el nombre de ambas marcas sea sinónimo de innovación en tractores articulados de ruedas y orugas de gran potencia. En 1996, Quadtrac fue el primer tractor de gran potencia y cuatro orugas en entrar en el mercado, mientras que los modelos Steiger de ruedas y Quadtrac de orugas fueron los primeros de sus respectivos tipos en ofrecer las ventajas de funcionamiento y ahorro de combustible de la tecnología de transmisión continua con la incorporación de la CVXDrive opcional.

La gama actual de tractores Steiger de Case IH incluye modelos de hasta 628 CV en las variantes Steiger de ruedas y Quadtrac de orugas con transmisión PowerShift. Además, Case IH ofrece versiones con transmisión continua CVXDrive en los Steiger de ruedas y los Quadtrac de orugas de hasta 540 CV. Desde la fabricación de los primeros modelos, se han producido más de 80 000 tractores Steiger de ruedas y orugas.

«Hemos seguido desarrollando el producto tal como lo hizo la familia Steiger», señala Dan Stuart, Director de Marketing de Producto de Case IH en Europa, África y Oriente Medio.

«Y también nos hemos mantenido fieles al principio de ofrecer a los clientes de todo el mundo soluciones para sus necesidades. Muy pocos tractores pueden jactarse de trabajar en los siete continentes del mundo —incluida la Antártida— o de batir dos veces el récord mundial de arado, lo que demuestra fehacientemente el continuo interés de Steiger por el diseño robusto y la adaptabilidad».

<center>Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.</center> SABER MÁS

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar